Las hipotecas de tipo fijo siguen creciendo

edificio-de-viviendas

La gran mayoría de los bancos españoles están convencidos de que el Euribor continuará su tendencia negativa y aunque posiblemente no llegue a bajar mucho más, se espera que se mantenga así bastante tiempo o al menos hasta que así lo diga el Banco Central Europeo con las políticas de Draghi.

El crecimiento de las hipotecas a tipo fijo

Por esa razón, y por el varapalo proporcionado por las sentencias del asunto de las cláusulas suelo, gran parte de los bancos están subiendo su apuesta por las hipotecas a tipo fijo, algo que estamos viendo actualmente en prácticamente todas las hipotecas que vemos en el mercado.

Hace unos días, el Banco de España confirmaba que el Euribor volvía a alcanzar un mínimo histórico, bajando hasta el -0,106. Todo apunta a que esto seguirá así y no se producirá un cambio de tendencia, algo que pueda proporcionar de nuevo un cierto atractivo dentro de los créditos hipotecarios.

Con estas medidas impuestas por parte del Banco Central Europeo, para los bancos supone tener que generar a corto plazo márgenes mayores que los que se obtienen de las hipotecas a tipo variable. Por otro lado, y a largo plazo, se generaría una cartera de préstamos estable y medianamente segura.

Los analistas y expertos aseguran que esto no es solamente un buen negocio, gracias a las hipotecas a tipo fijo se tuene cierta seguridad jurídica, más que con las de tipo variable.

Diferentes fuentes bancarias coinciden en destacar su determinación cuando deciden incrementar el peso de las carteras de hipotecas a tipos fijos. Está demostrado que se trata de una modalidad crediticia que lleva funcionando bastante tiempo aunque es bastante minoritaria dentro de lo que se suele hacer en el sector bancario en nuestro país.

Las recientes sentencias del Tribunal Supremo y el TJUE acerca de las cláusulas suelo o los muchos frentes judiciales abiertos en el sector, han hecho que se convenza al sector bancario sobre que lo más conveniente hoy en día con la situación en la que estamos sea incrementar la cuota de préstamos a tipo fijo.

Lo que está claro es que parece que todavía queda bastante tiempo para que la situación que hay en torno al Euribor se revierta y comience a subir, lo que producirá notables cambios en el sector. Será entonces cuando las hipotecas, tal como las conocemos actualmente cambiarán, pero… ¿lo harán a mejor o a peor? Solo el tiempo lo dirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *