Bancos, obligados a dar más información

desaparicion-de-oficinas-bancarias

Los bancos tendrán que informar a la Agencia Tributaria cada vez que realicen una devolución relacionada con las cláusulas suelo. De esta forma se quiere tener un control exhaustivo de cómo va a fluir el dinero, para tenerlo controlado todo hasta el último céntimo.

Los bancos deben informar de las devoluciones de las cláusulas suelo

Es algo lógico porque están en juego muchos millones de euros en impuestos. Ante esta situación se teme que la banca use como arma el hecho de que los afectados vayan a tener que rendir cuentas con el fisco para poder ofrecerles otra clase de tratos. Entre ellos destacan las amortizaciones en el capital del préstamo, algo que podría ser menos ventajoso para los clientes de los bancos.

De hecho, el nuevo decreto para evitar tener que pasar por los Juzgados y así poder a facilitar las devoluciones parece que no ha tenido demasiado éxito y muchas personas, entre ellas grupos de abogados, aseguran que esto es una moratoria para los bancos.

Antes de eso, los que consigan llegar a un acuerdo con su banco, tendrán que rendir cuentas en la declaración de la renta. Por ello es lógico que la entidad esté obligada a informar a Hacienda porque va a haber muchas devoluciones.

Los contribuyentes tendrán que devolver aquello que se habían deducido de forma indebida. Tal como aparece en los cálculos realizados por el sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, para una hipoteca de unos 110.000 euros que tenga un plazo de amortización de 15 años, firmada en el año 2002 y con una cláusula suelo del 3%, el importe que tendría que recuperar el cliente serían alrededor de unos 3.500 euros.

De esta cantidad, Hacienda se quedará con unos 277 euros por la deducción que se ha percibido, aunque la cantidad puede variar, siempre según las condiciones del crédito y que rondará el 15% de lo recibido.

Diferentes fuentes bancarias han declarado que el decreto que ha sido aprobado por el Gobierno destaca de manera muy clara que el banco está obligado a informar claramente al cliente de que  el dinero que va a recibir, podrá estar ligado a obligaciones tributarias.

Se teme que las entidades bancarias puedan aprovecharse de ello y ofrezcan a los clientes otra clase de acuerdos que resulten menos satisfactorios y finalmente no se llegue a reintegrar el dinero que se ha cobrado de más. Seguro que esta no será la última vez que aparezcan noticias sobre las cláusulas suelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *