Las mejores hipotecas para autoconstrucción

Las mejores hipotecas para autoconstrucción  (maqueta 110210)Comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes que se pueden tomar hoy en día, pero esto no es nada nuevo. Si vamos más allá y decidimos embarcarnos en la construcción de nuestro propio hogar puede que la cosa se complique todavía un poco más. En este caso no sólo tendremos que pensar en el diseño, los permisos o las obras, sino que también habrá que pararse a analizar qué tipo de financiación nos conviene más.

Precisamente para consultarnos esta última cuestión, Alex se puso en contacto con Banqueando hace unos días:

¿Podrías informarme de cuáles son las mejores hipotecas para autoconstrucción?

En primer lugar debemos explicar las principales diferencias que se establecen entre una hipoteca normal y los llamados préstamos para autoconstrucción o autopromoción. Este producto destinado a la construcción de la propia vivienda se caracteriza por los siguientes aspectos:

  • La entidad entrega el importe solicitado en diferentes disposiciones, a medida que el cliente lo requiere.
  • Hay un periodo de carencia durante la construcción de la vivienda, donde sólo se pagan los intereses por el dinero que se haya dispuesto.
  • Una vez finalizadas las obras es cuando se comienza a pagar la hipoteca de manera normal.

Los plazos y las cuotas de este tipo de préstamos pueden variar bastante en función de la entidad. En general el primer pago se recibe tras la firma de la hipoteca. La entidad entrega el resto del dinero a lo largo del proceso de construcción, reservando una última parte para el Acta de Fin de Obra y los pagos restantes.

Aunque la mayoría de las entidades cuentan con este tipo de productos en su oferta, en la práctica muy pocas dan información detallada en sus webs. En muchos casos es necesario acudir personalmente a las oficinas para negociar sus condiciones. Como avance, esta es nuestra selección de las mejores hipotecas para autoconstrucción:

  • Hipoteca para construcción de Chalet. Oficina Directa. Ofrecen casi las mismas condiciones que en su hipoteca principal. Un diferencial de Euribor+0,39 y una TAE de 1,69%. La carencia es de hasta 24 meses.
  • Hipoteca Cero66 Autoconstrucción. Caixa Geral. Es un poco más cara que la anterior. Tiene un diferencial de Euribor+0,66 y una TAE de 1,90%.
  • Hipoteca Autoconstrucción. Banesto. Es necesario negociar directamente con la entidad. Se puede elegir entre  tipo fijo o variable y bonifican la contratación de otros productos.
  • Préstamo Autopromotor. Caja Madrid. Ofrecen hasta el 80% del valor de la inversión, incluida la compra del solar. La carencia es de 36 meses.
  • Préstamo hipotecario. La Caixa. Da una carencia de hasta 36 meses.
  • Hipoteca para construir su propia casa. BBVA. La carencia es menor. En este caso, de 2 años.

Si tenéis planeando solicitar esta modalidad de hipoteca es altamente recomendable que planifiquéis con exactitud el presupuesto de la obra y los gastos adicionales, además de contar con ahorros previos. De esta forma evitaréis problemas posteriores que os pueden suponer más de un quebradero de cabeza. Uno de los principales contratiempos que se podrían presentar es que se disparen los costes de la obra y acabéis necesitando más dinero del que creíais en un principio.

Imagen| SheepGuardingLlama

Compártelo: Menéame Negóciame del.icio.us Technorati Facebook Twitter | Comentarios (15)
Etiquetas: , , , , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.